Ver noticia


 Castilla y León es una de las Comunidades pioneras en el uso de helicópteros para la coordinación de medios aéreos en los incendios forestales. Este helicóptero se denomina HOTEL y está situado en el helipuerto del Vivero Forestal de Valladolid, de manera que le permite acceder a la mayor parte del territorio de Castilla y León en una hora de vuelo. Durante la época de peligro alto de incendios forestales opera como helicóptero de coordinación, sin embargo el resto del año puede además realizar labores de bombardero o de traslado de cuadrillas helitransportadas.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana el helipuerto donde está situado el helicóptero de coordinación de medios aéreos del operativo de lucha contra incendios forestales de la Junta de Castilla y León, que transporta a un equipo técnico especializado para intervenir en incendios forestales con concentración de varios medios aéreos, garantizando la eficacia y seguridad en las operaciones aéreas de extinción.

Castilla y León es una de las primeras Comunidades en el uso de helicópteros como aeronaves de coordinación operando 365 días al año en la base del helipuerto situado en el Vivero Forestal de Valladolid. Esta ubicación, centrada en la Comunidad, le permite acceder a gran parte del territorio de Castilla y León en una hora de vuelo. Este helipuerto reúne todos los requerimientos que establece la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, habiendo obtenido la resolución de apertura al tráfico el 29 de julio del año 2016.

Este helicóptero, que recibe el indicativo de helicóptero de coordinación (HOTEL) opera durante todo el año con modelos de aeronave y dotaciones diferentes: por una parte, durante tres meses y medio y coincidiendo con la época de peligro alto de incendios forestales, es un helicóptero biturbina ligero que únicamente realiza tareas de coordinación cuando hay varias aeronaves en la extinción de un incendio; y por otra parte, durante los ocho meses y medio restantes es un monoturbina ligero, más adaptado a utilizarse como bombardero o incluso para el transporte de una cuadrilla helitransportada.

Helicóptero de coordinación durante la Época de Peligro Alto

Cuando el helicóptero realiza únicamente tareas de coordinación, durante los tres meses y medio de la época de peligro alto, esta aeronave biturbina -modelo Ecureuil AS-355-N con una potencia al despegue de 456 C.V. por turbina- tiene capacidad para cinco plazas más piloto y una autonomía de 2,2 horas. Lleva un helibalde de 750 litros por si tuviera que utilizarse en extinción. Desde el año 2015 también dispone de una cámara con sistema fijo de gran angular de grabación y trasmisión de imágenes en tiempo real. El contrato incluye un equipo de coordinación formado por el piloto, el mecánico y dos coordinadores diarios –un ingeniero de montes o forestal centrado en las labores de apoyo al tráfico aéreo y el otro dedicado a las labores de apoyo a la extinción y comportamiento del incendio.

El criterio general para el despacho del helicóptero de coordinación a los incendios se produce cuando en un mismo incendio haya cuatro aeronaves operando a la vez. El helicóptero de coordinación tiene carácter autonómico y se despacha a cualquier punto de la Comunidad donde resulte necesario. Su despacho se ordenará siempre por el responsable del Centro Autonómico de Mando, el jefe de jornada del CAM, y se incorpora a las tareas de extinción del incendio bajo el mando del director técnico de extinción, máximo responsable que dirige la intervención de todos los medios actuantes.

Las funciones que desempeñan son múltiples, siendo su labor principal la coordinación de las intervenciones de los medios aéreos en los incendios para garantizar la seguridad y eficacia. Dentro de esta función principal, las tareas fundamentalmente son las siguientes: ordenar el tráfico aéreo dando entrada y salida para coordinar los carruseles de descarga en el lugar establecido por el director de extinción; transmitir a los medios aéreos la estrategia de lucha contra el incendio del director técnico de extinción -siendo el interlocutor único entre medios aéreos y el director de extinción-; organizar los descansos de los medios aéreos y la distribución de los mismos en las bases de repostaje en función de su capacidad de acogida y combustible existente para optimizar la eficacia de las operaciones y cumplir la normativa aeronáutica.

La segunda función fundamental es dar apoyo, principalmente al director técnico de extinción, en la toma de decisiones y también a los centros de mando (Centro Provincial de Mando CPM y Centro Autonómico de Mando CAM): mantener permanentemente informado al director técnico de extinción de la situación y evolución del incendio, los focos secundarios, vegetación afectada, bienes amenazados...etc; mantener informados a los centros de mando; mandar periódicamente información del incendio al director técnico de extinción, y a los centros de mando con fotos y vídeos de corta duración del incendio, y analizar perímetros para valorar su evolución y superficies afectadas; finalmente también realiza vuelos de análisis de valoración con el director de extinción, lo que le permite valorar la situación global, plantear el plan y las estrategias de extinción.

Actuaciones

En los últimos cinco años, y durante la época de máximo peligro de incendios, el helicóptero de coordinación  ha realizado una media anual de 38 intervenciones en incendios y 117 horas de vuelo. Aproximadamente, el 40 % de las intervenciones y las horas de vuelo se han desempeñado en León y el 20 % en Zamora.

Helicóptero durante el resto del año

Durante los ocho meses y medio restantes es un helicóptero monoturbina ligero, modelo Ecureuil AS-350-B3, con una potencia al despegue de 800 shp. Está dotado con un piloto y un mecánico y tiene capacidad para cinco plazas más piloto y una autonomía de 2 horas. Opera con un helibalde de 900 litros y cuenta con una bomba de llenado y sistema de inyección de espumantes. Dispone de sistema de grabación y trasmisión de vídeos e imágenes con cámara externa con giroestabilización y aislamiento pasivo de vibración.
Sus funciones fuera de la época de peligro alto son, además de coordinar,  realizar labores de extinción y transporte de cuadrillas.

Este último año, durante el invierno y la primavera de 2017, ha dispuesto de una cuadrilla helitransportada ELIF, que ha mejorado mucho su prestación en extinción en incendios. 

Actuaciones

Desde el año 2012 hasta el año 2016 ha actuado en quince incendios de media anual. En el año 2017 ha actuado en 40 ocasiones: cuatro en coordinación y 36 en extinción, de las cuales, en 28 ocasiones lo hizo con la cuadrilla ELIF.

Otras aeronaves de coordinación

Además de Hotel, el Operativo de Lucha contra Incendios Forestales de Castilla y León cuenta con el apoyo de una aeronave de coordinación y observación ‘ACO’ perteneciente al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Es un avión C-337-G ubicado en el aeropuerto de Valladolid que, como novedad este año, cuenta con un equipo de dos coordinadores que realizan labores de coordinación de medios aéreos y apoyo a la extinción con toma de imágenes del incendio. 

Además de estas dos aeronaves, como en años anteriores, el operativo cuenta con la colaboración de un helicóptero de la Agencia de Protección Civil que realiza apoyo a las labores de coordinación de medios aéreos cuando se producen incendios simultáneos de gran magnitud y con gran acumulación de aeronaves.

Autor
Publicado en: Castilla y León
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 martes, 22 de agosto de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics