Ver noticia


 La Unión Europea ha incluido el síndrome de apnea del sueño entre los requisitos psicofísicos para obtener o mantener el permiso de conducir.

Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo, y la somnolencia está claramente relacionada con ello. Entre la población con alto riesgo de padecer somnolencia al volante, y en consecuencia accidentes de tráfico, se encuentran las personas que tienen síndrome de apnea del sueño y no han sido tratadas porque no están diagnosticadas.

El tratamiento con presión positiva continua de la vía aérea (CPAP, por sus siglas en inglés) ha demostrado que disminuye el riesgo de accidentabilidad de los conductores que padecen esta alteración. Por ello la Unión Europea ha incluido esta enfermedad entre los requisitos psicofísicos para obtener o mantener el permiso de conducción.

Para cumplir con esta Directiva Europea, España ha actualizado el Reglamento de Conductores de manera acorde.

Con el fin de facilitar la implementación de la nueva norma, un grupo de expertos de diferentes sociedades médicas e instituciones ha elaborado la presente guía, que contiene cuestionarios de cribado de apnea de sueño, criterios de diagnóstico y tratamiento, y modelos estandarizados de informes a completar por los médicos.

El trabajo ha sido coordinado por el Dr. Joaquín Terán Santos de la Unidad Multidisciplinar de Sueño del Hospital Universitario de Burgos, y pone el acento en el papel de las Unidades de Sueño coordinadas con los Centros de Reconocimiento de conductores y Atención Primaria.

Autor
Publicado en: Burgos
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 sábado, 25 de noviembre de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics