Ver noticia


El Ebro escondido, es el nombre bajo el que se han unido tres de los más bellos valles de nuestra provincia, los de Manzanedo, Valdivielso y Zamanzas. Tres entornos privilegiados a los que el río Ebro acompaña en su esplendor. Junto al rico patrimonio y la espectacular naturaleza, los 39 pueblos que componen estos tres municipios también sufren el despoblamiento y la sensación de un cierto abandono institucional. Sus tres ayuntamientos han decidido unirse para dar un impulso, primero al turístico y, posteriormente, a otros sectores. La convocatoria de ayudas por parte de la Diputación, a través de SODEBUR, para promoción y mejora de infraestructuras turísticas y promoción TICs fue el detonante que les llevó a juntarse.

Presentamos una apuesta por la promoción turística de ese paisaje privilegiado y que ponga en valor un patrimonio que incluye espacios naturales muy diversos y ricos en fauna y flora, e históricos, como el monasterio de Rioseco y las iglesias rupestres de Manzanedo,  las muchas románicas, entre las que destaca San Pedro de Tejada en Valdivielso;  los hermosos puentes sobre el Ebro, encabezados por el del Villaueva-Rampalay, del SXIII etc

Igualmente, están por descubrir a gran parte de la población urbana las claves para entender el paisaje humanizado de estos valles: Las eras, los dujos, las agüeras del adra, los lavaderos, pilones, molinos y pontones, las carboneras, tenadas, o las encinas concejiles son restos visibles y a menudo inadvertidos para el ojo urbano del SXXI, de un mundo que fue muy cercano en la Historia, pero ha quedado arrollado por ella.

 Con un eje principal, el GR99 que recorre todo el Ebro, pero con otros muchos caminos y sendas, con una red de PRs ya consolidada, queremos abrir este territorio desconocido a un público que se sorprende al encontrarlo y a menudo lo entiende poco.

El objetivo es dar a conocer los valles, captar a un visitante que busca naturaleza e historia,  senderistas, público familiar y curioso, y hacerlo de un modo sostenible, en el que podamos, con un coste muy limitado, hacer crecer la herramienta de difusión, sin degradar el medio para, en definitiva, asegurar una experiencia-reclamo, que le haga volver, porque siempre quede un nuevo rincón, un dato, un lugar y una estación por vivir en este pequeño universo que es El Ebro Escondido. En definitiva, crear relaciones con el visitante, para que pueda hacer suyo el lugar, a través del conocimiento, del modo más accesible y demandado actualmente: conectando su teléfono con la esencia del entorno.

Dos son las herramientas básicas de esta iniciativa:

·        Una página web conjunta en la que se recojan los recursos turísticos, hosteleros, de ocio y comerciales de los tres municipios, además de enlaces a otros documentos, publicaciones y aplicaciones con los que ampliar información sobre la zona.

·        Una app-guía,  que ofrezca las indicaciones para seguir tanto el GR como otras rutas, y en la que se dispone de información detallada de diferentes puntos de interés (edificios singulares, espacios naturales, servicios, comercios, etc.). Dicha app se podrá descargar de modo gratuito desde la web, o desde Google Play Store (de momento, operaría sólo con base Android). Al llegar a cada Punto de Interés, el teléfono del usuario accede por geolocalización via satélite (no depende de la cobertura telefónica) a la información sobre el lugar, dando unos mínimos datos sobre ese punto. El visitante interesado puede acceder a más información sobre el lugar si tiene curiosidad, o seguir camino.

La información puede bien leerse o escucharse en grabaciones, que convierten el móvil en una audioguía, recurso más cómodo, especialmente para grupos.

Los puntos de interés se ordenarán en diferentes categorías (alojamientos, restaurantes, gasolineras, transporte, edificios históricos, vistas panorámicas…) que cada usuario puede activar y consultar a demanda, profundizando hasta donde quiera.

El presupuesto del que se parte y para el que se ha pedido ayuda a la institución que más debe velar por los pequeños pueblos es de 18.800 euros.

La web facilitará el acceso a la información sobre estos valles y tiene la función de ser fácilmente detectable en cualquier búsqueda de escapada o turismo rural, y descubrir a un inmenso público nuevo una zona desconocida, explotando precisamente esa novedad como recurso para atraerle. Igualmente, visibilizar la oferta hostelera, y facilitar la planificación de rutas y estancias.

La app ha de abrir las puertas virtuales de los pueblos y los montes, para, sin necesidad de sembrar cada ruta de costosos hitos y carteles difíciles de mantener, ofrecer toda la información que alimente esa curiosidad y le ayude a hacer suyo el paisaje.

Alimentar estas herramientas con nuevos contenidos tiene un coste muy limitado, y puede hacerse con facilidad. Del mismo modo, es sencillo actualizar la información que sobre cualquiera de los puntos de interés se facilite. Otro de sus atractivos es que el visitante puede participar en la construcción de esa base de datos. Si encuentra un dato que considera de interés, o quiere denunciar un incidente, como la vandalización que se pueda producir en algún punto, o compartir una imagen especialmente bonita, o hacer una consulta sobre un lugar, puede hacer una fotografía y enviarla, de modo que se pueda tener en cuenta esa información, y darle respuesta en un plazo que puede ser de 48 horas hábiles, tras un mensaje automático de recepción de la misma. La participación crea un vínculo que no es comparable a las lecturas más sesudas, que por otra parte, sólo una minoría abordaría.

La respuesta que proporciona la participación es información valiosa sobre la que trabajar en el futuro desarrollo de estas utilidades o de otras acciones.

Tanto la web como la app son herramientas que sirven para visibilizar y potenciar las iniciativas que existen o que aparezcan, contribuyendo de modo crucial a la promoción integral de la comarca.

Iniciativas como estas son difíciles de costear por ayuntamientos tan pequeños y por ello se hace imprescindible que la colaboración de Diputación y Junta de CyL priorice las iniciativas de estos pequeños municipios. Los tres alcaldes creen que una vez dado a conocer el entorno se hace imprescindible llenarlo de actividades que ayuden a romper con la estacionalidad del turismo rural. Además creen que este descubrimiento puede ayudar a dar un impulso a otros sectores en los que ya han empezado a trabajar. “Lo fácil sería rendirse - afirman mientras posan junto al Monasterio de Rioseco- pero este lugar nos enseña que nada es imposible”.

 

Autor
Publicado en: Provincia
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 lunes, 24 de abril de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics