Ver noticia


 La joven burgalesa completó la delicada cuarta etapa en 51ª posición (quinta de T1.S) y avanza hacia su objetivo de llegar a la meta.

El equipo DKR Raid Service aceptó la variante propuesta por la organización para salvar una trampa de dunas con la consiguiente penalización de 12 horas.

"¡Fue una auténtica pasada de especial! Lo que estoy disfrutando y aprendiendo con este Dakar es inimaginable".

Dakar 2017 - Etapa 4: San Salvador de Jujuy - Tupiza

(enlace: 105 km / especial: 416 km)

Cristina Gutiérrez sigue empeñada en conseguir su objetivo de convertirse en la primera piloto española que logra terminar un Rally Dakar en coches. Superó la trampa de la tercera etapa y este jueves volvió consiguió llegar al campamento intacta tras otra jornada delicada que se cobró un buen puñado de abandonos. No fue el caso de la piloto del equipo DKR Raid Service, que alcanzó la meta en 51ª posición y quinta de la categoría T1.S.
La burgalesa y su copiloto Pedro López supieron guiar el Mitsubishi Montero sin errores de navegación en una especial que cruzó de Argentina a Bolivia y se encaramó por encima de los 3.500 metros de altitud. El momento más crítico llegó al principio del recorrido, ante un cordón de dunas que suponía un reto enorme.
"Engancharse en una duna a esa altitud significaba desfondarse, así que decidimos, al igual que muchos otros, aceptar la variante propuesta por la organización para evitar desgastarnos y comprometer el coche. Nos encontramos a Isidre parado en la arena -un aviso de lo que nos podía pasar- y le ayudamos a salir. A partir de ahí fuimos juntos", asegura Cristina Gutiérrez.
Al tomar la alternativa que preparó la organización, el equipo fue penalizado con 12 horas de retraso, como estaba previsto, por lo que acabó la etapa con un retraso de 15h 19'09". "Fue una buena decisión porque estamos en meta un día más con el coche entero y nosotros bastante enteros también y eso es lo más importante".
El resto de la especial transcurrió sin problemas para la joven burgalesa que volvió a sentirse muy cómoda al volante: "¡Fue una auténtica pasada de especial! Lo que estoy disfrutando y aprendiendo con este Dakar es inimaginable. Pedro navegó muy bien y yo disfruté mucho con las dunas del principio y los tramos rápidos. El Dakar es duro, estamos sufriendo todos mucho, sobre todo los de las motos, pero estoy disfrutando mucho. Además, es increíble como nos recibe la gente. Al entrar en Bolivia, pasamos unos 130 kilómetros seguidos llenos de gente animando en sitios de lo más inhóspitos. Fue espectacular".
Cristina Gutiérrez parte este viernes desde la 48ª posición de la general (+22h 53'13") y el quinto lugar de la categoría T1.S en la quinta etapa, entre Tupiza y Oruro, con 447 kilómetros cronometrados y 245 de enlace.

Autor
Publicado en: Deportes
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 martes, 27 de junio de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics